El Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la Certificación de la Eficiencia Energética de los edificios, estableció desde el 1 de junio de 2013, la obligación de poner a disposición de los compradores o usuarios de los edificios (en cualquier operación de venta o alquiler) un Certificado que incluirá información objetiva sobre la Eficiencia Energética del edificio o vivienda. 

Si se cumplen los requisitos necesarios, se consigue aumentar la calidad de los edificios y reducir el consumo energético y por tanto, la factura. La calificación energética de un edificio, vivienda o local varia entre la óptima “A” y la más desfavorable “G” y se puede mejorar modificando las instalaciones, aumentando el aislamiento y haciendo un buen uso del mismo.

Además, existen ayudas previstas para la restauración que van desde los 2.000 a 5.000€ si reducimos el consumo energético hasta los 30.000€ de la vivienda construida en sustitución de otra.

¡Llámanos!


Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted